Un día común.

•julio 25, 2007 • 6 comentarios

amanecer40.jpg

Ayer, hoy, mañana…

Qué más da

el día que fuere

y a donde fuere.

Todos los días

son iguales;

unos se llaman lunes,

otros son llamados

domingos,

y otros…

que más da

cómo se llamen

¿Cuál es la diferencia?

Todos duran

lo que tienen que durar.

Comienzan cuando

despierto y

terminan cuando

duermo.

En las mañas sale el sol,

en las noche la luna:

a veces.

Algunos días son

lluviosos, otros son

soleados…

otros, amanecen nublados,

nadamás.

Hoy, tan sólo hoy,

es un día común,

sin mucho que hacer,

sin un lugar

especifico a donde ir.

Es un día común,

tan sólo para mí,

sin mucho que hacer

en este día soleado,

como cualquier otro

día en mi vida…

mi vida tan común,

como este día.

Anuncios

El mago del blues.

•julio 24, 2007 • 2 comentarios

atardecer_serracines_04.jpg

Al rojo de la tarde, después de una mañana azul, azul como el cielo de tus ojos. Me enteré de algo muy triste; fue un medio día triste, por cierto, al conocer la noticia en Internet, la noticia fue que, uno de los más grandes exponentes, dentro de la escena del rock, el poeta, músico y…maestro del blues mexicano, el Sr. José Cruz; fue un golpe duro para mí, cayó enfermo de esclerosis múltiple.

Recordé aquel maravillosos concierto, en el teatro ferrocarrilero, en el que él y sus músicos me dieron sus autógrafos, también recordé la noche en rockotitlan, cuando, a través de mi amigo Zeta, los conocí, e incluso, el buen Fernando Ábrego me dio un par de baquetas…

Bueno, quiero decirle mi Sr. José Cruz, que, con estás humildes letras, llenas de tristeza por su estado, y con lágrimas en los ojos, le quiero expresar lo que siento por usted. Pues, ahí le va.

Un día, en algún lugar

En un tiempo y espacio,

En este contaminado D. F.

Surgió un mago.

Si, un mago en la música, el mejor.

Tiene todo, todo en su ser.

Tiene la magia de la poesía,

La magia de la música.

No necesita, para inspirarse,

Más que su fiel armónica,

Su inseparable guitarra,

Un cigarrillo, traído de la vieja Persia,

Una anforita de blues,

Un sueño, una historia,

Un sentimiento,

Ver una lágrima rodar…

Él tiene la magia

Para convertirlo en

El más sublime blues.

El blues lo transformó,

Lo hizo poesía.

Incluso, su nombre, su ser son…

Un poema hecho de carne y huso.

Él y sus amigos valen

Un Real de Catorce quilates,

En poesía, algo que no

Se puede obtener tan fácil.

Un mago que inspira

A muchas nenas

A pecar,

A muchos hombres,

Con sus letras,

Ha ayudado a

Que conquisten a sus nenas.

Su nombre: José Cruz.

P.D. Muchas de sus letras o frases que hay dentro de su música o poesía, las he utilizado para conquistarme un par de nenas. Toda su obra la guardo como un ANTICUARIO, en mi mente y en mi corazón.

Espero poder irlo a ver el 4 de agosto.

noche-azul-800x600.jpg

Azul.

Ángel de las sombras (Rosario)

•julio 24, 2007 • 1 comentario

loquesueo7sn.jpg

 

Ángel de las sombras,

espero que aparezcas hoy

cuando en mi depresión me hundo.

Ángel en penumbra

Inspírame, ilumíname,

cuando en la desesperación

no puedo mover.

Ángel invisible,

percibo cuando estás aquí

y tu presencia astral me cubre.

La mágia vuelve como cuando se fue,

sigue como cuando se detuvo,

sube como cuando caigo hasta ti

y me salvas.

Ángel de las aves,

suspéndeme de un hilo

para poder cruzar

sobre mi infierno herido.

Ángel del silencio,

sosiego del dolor,

ausencia que estará presente

siempre.

Ángel de la noche

mi perla iridiscente,

faro en medio del misterio.

¡Mírame!

Ángel de los pálidos,

que esperan infinito

vibrar un filamento

¡Ayúdanos!

Sólo cuando logre la paz

podré contemplarte.

La Casta.

Silencio triste.

•julio 18, 2007 • 16 comentarios

triste.jpg

El silencio me aprisionó hoy
en este día gris; tan gris como
mi vida ; tan gris como mi soledad:
pero no Soledad mi amante,
sino, como mi soledad.

Un silencio triste hubo en mi ser
después de escuchar tu negativa.
Mi corazón se hubo paralizado,
mi alma hizo mutis y partió
con aquel suspiro triste.

Un silencio triste no dejaba
salir palabra alguna; inundó
mis ojos, anudó mi garganta;
me tragué el nudo y sequé
las lágrimas por dentro.
No quería que vieras la lluvia.
Caminé bajo la lluvia acida,
hasta que, por fin,
una lágrima
cayó y con ella mi amor
rodó.

2249727862.jpg

El cielo gris se derrumba sobre mí,
quería ahuyentar, con sus truenos,
este silencio triste. La noche se va
posando, ella también es gris; como pesa la noche…
con tanto silencio, con tanto pensamiento,
con tanto recuerdo, con tanta imaginación,
con tanto pensarte…
con tanta lluvia.

¡Qué larga eres, noche! No me trates así, negra noche.

Noche sin luna, sin estrellas,
silenciosa, llena de dolor
y tristeza…¡asfíxiame!
Noche sin ti.

Noche de silencio triste, ahógame en tus brazos…
Ahí quiero morir.

abrazo.jpg

Entre las piernas de Soledad.

•julio 11, 2007 • 4 comentarios

soledad.jpg

Otra vez con este sentimineto a flor de piel.

¿cómo deshacerme de él?

No puedo, es más fuerte que yo.

Caminando en la noche, por las calles desiertas, como un paría, miro el cielo estrellado; no llevo ningún rumbo, voy a ciegas, a donde el destino me lleve. Con esta anforita de tequila, que me va curando las dolencias del alma, me da calor y valor. Embriagado de… amor, me paro en una esquina, no agunato más…y como un loco desaforado grito tu nombre ¡Soledad! Y me pregunto: ¿dónde estás? ¿por qué no has venido a…verme?

De regreso a casa, decepcionado por no encontrarte, por no saber tu dirección: nada sé de ti, sólo sé que existes nadamás para mí. Eres mi mujer amante, mi Soledad. Si tan sólo supieras cuánto te necesito en este momento. Saco la llave del bolso de mi pantalón, intento insertar la llave en el cerrojo, pero es inútil, el pulso me falla; maldito tequila como te odio. La puerta se abrió; yo buscándote y tu aquí, en mi casa. Saliste a abrirme la puerta con tu negliyé de seda negra. Me arrebataste la ánfora de alcohol, la bebiste impasiente, no dejaste ni una sola gota…me tiraste al piso, tu ropa se deslizo delicadamente sobre tu piel…tu brasier salió volando a través de la venta; no me dejaste ni siquiera cerrar las persianas. Y, como un salvaje, te arranqué la tanga roja que vos traías, comencé a acariciar tus piernas, me tomaste de la cabeza y me aventaste, quedé acostado, tú, parada, moviendo tus caderas como una danzante arabe; me estabas volviendo loco.

Mientras bailabas, yo me arrancaba la camisa, me desabotonaba el pantalón, impaciente; aventaba los zapatos, los calcetines…ya desnudo completamente, te grité, eufórico y exitado por el va y ven de tus caderas, ¡siéntate en mi cara, quieres que sea mas explicito! Lo hizo, y fue ahí donde comenzo el juego de seducción. Tú me arañabas, con tus largas uñas, teñidas de rojo, rasgabas mi pecho y mi espalda. Nos revolcamos como un par de salvajes indomables, en la selva de la lujuria, te decía que está noche sería tu violador…pero, nuevamente, el violado fui yo.

Tus pensamientos, tus deseos más ardientes, incendiaron mi habitación, pero los satisfaciste a placer, quedaste agotada. Te dormiste. Te cargué y te llevé a la cama, te acosté y te dejé, entre las piernas, una rosa roja, en botón como te gustan. Me vestí y salí por otra anforita de tequila y unos cigarros, al regresar ya no estabas, me dejaste un beso de carmín en el espejo del baño, y con el labial escribiste “cuando yo me haya ido, te envolveran mis piernas” , corrí a la venta, te vi caminando con tu vestido rojo, tus zapatos de tacón y te grité ¡S O L E D A D, N O M E D E J E S!…

Prendí un cigarrillo y no te quité la mirada hasta que doblaste en la esquina. Cerré la ventana y las persianas. Abrí la anforita y la consumí, toda, de un sólo trago, aventé la botella, me tiré en la cama y me dormí envuelto entre…tus piernas.

Distante, instante.

•julio 10, 2007 • 1 comentario

distante.jpg

Si volviera el amor.

Si tuviera un hermano, un amigo, un sueño en la mano,

moriría ese deolor de buscar calor

en el cruel laberinto de este vaso de alcohol,

de estas calles sin sol.

Si tuviera ilusiones.

Si existieran razones, mentiras, locuras, pasiones,

no habría necesidad de pasarme, por horas,

bebiendo cantimploras de esta gris SOLEDAD ,

de esta eterna ansiedad.

Si pudiera borrarme esos viejos recuerdos, que como viles curvas arrancan ya mis ojos,

dejando mis despojos entre historias hirientes,

igual de indiferentes

al amor y a las gentes.

Si te hubieras quedado,

si me hubierás pedido que quemara el sonido,

no estuviera aquí metido, ahogando mis entrañas,

arañando el olvido,

bien confuso y perdido.

Cuando tenga la suerte

de encontrarme a la muerte yo le voy a ofrecer

todo el tiempo vivido y este vaso henchido

por un instante, instante,

un instante de olvido.

Si pudiera borrárme…

Amantes.

•julio 5, 2007 • 27 comentarios

amantes.jpg

Los amantes. Personas o actividades que sirven para sacarnos de la rutina.

Personas que sirven para satisfacer las carencias de otras que no están satisfechas con lo que tiene. Ayudan a romper con la rutina. Pueden ser amantes que satisfagan las necesidades sexuales, de las cuales, su pareja nos es complaciente o no satisfacen, a la o al conyugue. Éstos son utilizados, únicamente, para complacer y satisfacer sexualmente a la pareja, es pasional, son amantes desechables. Por otro lado, tenemos a los amantes que se involucran amorosamente porque realmente llenan a la pareja en todos los aspectos. Dichos individuos pueden llegar a que la persona que mantiene una relación la concluya para comenzar otra con el amante; siempre y cuando, los amantes, estén convencidos de que ésta funcionará. Hay parejas que tiene amantes y nunca se separan de sus parejas, les gusta el ritmo de vida que llevan, simplemente, porque ambas partes, en conjunto, las o los llenan.

Las actividades, también pueden ser amantes. Éstas son más que “sanas”. Tanto hombres como mujeres a veces necesitan realizar alguna otra actividad, algo fuera de lo común, que los satisfaga, que los haga sentirse complementadas y puedan vivir en plenitud sin necesidad de buscar una persona como amante. Actividades como: deportes, música, escritura, baile, etc, etc…

Un amante es un individuo que mantiene una relación con una persona que cuenta ya con una pareja, pero ¿cómo se le llama a la persona que sostiene una relación “formal” y tiene un amante? A caso, ¿es amante, también?

La palabra amante. Una palabra despectiva ¿para quién? Para la sociedad, para la gente que no cuenta con una o uno. Tan sólo es una etiqueta, una forma de llamar a alguien que llena en todos o en ciertos aspectos a otra. Sentirse mal por tener uno…no, por el “qué dirán” o por “el qué pensará o pensarán de mí “…Lo importante es que uno se sienta bien.

Todos, si se ponen a pensar, tenemos un amante o varios; ya sean individuos o actividades. Piénsenlo.

P. D.

Tan sólo es un ensayo.